Fran Ortiz

Patri & Jesús

Patri & Jesús

Boda joven y sin complejos en el Palacio de Quinta Alegre.



¡Cuando se te cuela un invitado en la sesión de pareja lo mejor es aprovecharlo!
Porque ellos también son parte de la familia.
Y ellos aunque uno sea un caballo...
¡FELIZ CUMPLE!
Detallitos para la gente que no ha podido ir a la boda pero están presentes, aunque sea en foto de cartón :)

¡Y cuídala!... /
Porque nunca vas a encontrar /
a nadie que te quiera igual /
y te haga vivir en un cuento...

Así era la letra que compuso su familia para dedicarles una emotiva canción en su gran día.
Una boda en marzo como pocas hay, al menos en Granada no es habitual celebrar una boda en esas fechas. Siempre he pensado que organizar una boda no es otra cosa que preparar una fiesta muy especial, y estas celebraciones hay que hacerlas cuando mejor venga a todos los que queramos que asistan, no cuando más se organicen o cuando sea "temporada de bodas". Así que allá fuimos.
¡A la aventura! 
Jesús y Patri estuvieron en todo momento muy pendientes de sus invitados, venía mucha gente de diversos puntos de España y había que dejar el listón muy alto. Aunque eso ya era de cajón con esta pareja que incluso el sitio de su celebración ya les venía como anillo al dedo: Quinta Alegre. 
Una pareja risueña, despreocupada y con mucha energía. ¡Nada podía salir mal! La idea primordial era celebrar la boda en los exteriores, pero el tiempo nos la jugó, aunque dicen que el mal tiempo hace buenas fotos, a la hora de una boda nos la puede jugar, sobre todo si hay posibilidad de lluvias. Así que no arriesgamos y celebramos dentro. Oye, que celebrar tu boda dentro del salón de un palacio de los años 20 tampoco está tan mal ¡Eh! Su construcción fue promovida por la familia Rodriguez Acosta que al final cedieron al ayuntamiento para la comunidad. 
Para alojarse cerca de la ubicación, Jesús contó con Gala Plácida Suites, situado en Avenida Cervantes, al lado del mismo palacio. Siempre es una buena idea para la gente que viene de fuera buscarles un alojamiento cercano al sitio donde se celebra la boda.
Como anfitriones estuvieron de 10, ya que en todo momento no faltó un detalle, como saludar a todos y pasar un tiempo con sus invitados, no podemos olvidar que vuestra gente están ahí por vosotros, os aconsejo pasar el mayor tiempo posible en la copa de bienvenida, así podemos hacer las fotos con los invitados aprovechando que saludamos a todos los que podamos.
Un baile lleno de magia, tanto el suyo como el que les organizó su hermano a Patri. Una coreografía siempre sorprende en algún momento de la boda, y en ésta no faltaron sorpresas, tanto como el baile del hermano como el flashmob que protagonizaron amigos y familiares de Patri y Jesús durante la fiesta. ¡Tuvimos hasta grupo de música en directo! Muy aconsejable para bodas que quieres que la gente no pare de bailar, pero además disfrutar a otro nivel con músicos en vivo, y es que, la música en directo cambia.
Para su postboda, el cual habéis visto mezclado entre las imágenes de su boda, contamos con la ayuda del palacio ya que pudimos volver a hacer algunas fotografías tranquilamente en los exteriores, muy recomendable: pasad el máximo tiempo con vuestra gente, y otro día tranquilamente, regalaros una buena sesión de pareja. Incluso de pareja + mascotas, o más bien, con los miembros de la familia que no pudieron ir a la boda, ¡Aunque ese miembro ausente fuera un caballo! 

Gracias Jesús y Patri por dejarme ser el redactor de una parte de vuestra historia.

No hay comentarios