Fran Ortiz

Boda Rubén & Silvia

Rubén & Silvia Boda en Jardines Caballo Blanco

Todos conocemos la famosa historia de La Bella y la Bestia, pero nunca habíamos tenido la oportunidad hasta hoy de vivir su boda de cuento. 



Como una boda de cuento. Es la frase más repetida de la boda de Rubén y Silvia en los jardines Caballo Blanco. 
Empecemos por ellos dos, chicos guapos, se conocen en el gimnasio, hasta ahí todo ya empieza a ser idílico, encontrar a una pareja que respete tus gustos y hobbies es genial, pero encima que los comparta ¡Es otro nivel! 
Es lo que les pasó a esta pareja made in Granada, aunque como ya habéis visto su historia y su boda parece sacada del mismo DisneyLand, París. Lo que más me gusta de esta boda es que aunque parezca una boda con todo importado tiene la mayoría de sus proveedores en Granada, como por ejemplo las flores son de la conocida ya por todos Tere de Armiflor, la tarta que tan importante es en ese día viene directamente de la Casa Isla. Más granadino que casarse en la Virgen de las Angustias, ¡casi ná!
Esa pedazo de carroza fue una sorpresa para todo el mundo, pero, ¡Como no iba a aparecer nuestra princesa de cuento con una carroza! Sería un disparate. Sólo hay que ver la cara de Rubén cuando vio llegar a la novia en ese peculiar coche de boda.
Esta boda para nosotros, para el equipo de Fran Ortiz, ya que os recuerdo que siempre vamos dos personas a las bodas, fue especial ya que teníamos muchas sorpresas que no sabían los invitados, pero a su vez teníamos muchos detalles que no sabían los novios, así que era un no parar de reír viendo como iban pasando los momentos e iban intercambiando caras de fascinación entre novios e invitados. ¡Un lujo! 
Os he incluido también en el reportaje unas pocas imágenes de su preboda, ¿Es imprescindible? No, pero si queréis hacer una sesión de fotos, pasar un día para vosotros, REGALAROS una tarde tranquilos, disfrutando el uno del otro, pues si, os diría que es inevitable pensar que necesitáis un PREBODA. Sólo para disfrutarse la pareja :)

No hay comentarios